Al alcalde Villanova se le está cayendo el pelo

(Blog de jueves 11 de junio de 2009) Les coloco dos fotografías del alcalde de frente y de espalda, que a mí me perecen muy significativas. No son fotografías políticas, ni ha hecho Joaquín esta vez ninguna barrabasada digna de ser comentada. Simplemente quiero hacer mención y dejar testimonio gráfico de que al alcalde…¡¡¡SE LE ESTA CAYENDO EL PELO!!!. Y a las pruebas, nada circunstanciales, me remito: véase el cabezón de Joaquín de frente y de atrás (que no de perfil con el número debajo, que eso no le ha llegado todavía qué más quisieran algunos) en el que se aprecia la alopecia galopante que sufre nuestro primer edil. A Joaquín Villanova se le está cayendo el pelo a puñados. Por mucho que intente disimularlo con un flequillo tipo “brisa descapotable”, la parte frontal está cada vez más amplia, como si se estuviera dejando las entradas. Y por la parte occipi-tal se le clarea el cogote y habría que pintárselo con un poco de “kanfort” negro, así no saldría en las fotos cual cocorota de buitre carroñero repelado.
Parecerá una nimiedad, pero en un alcalde es importante. ¿Por qué se le cae el pelo a Joaquín Villanova?. Puede ser por factores hereditarios, ó medioambientales a causa del polvo de las canteras, ó de “cualquieros” otros polvos, ó por causas psicológicas a causa del estrés acumulado, ó por casuística metabólica por “atracones de trabajo”: desayunos de trabajo, comidas de trabajo, meriendas de trabajo, cenas de trabajo, aperitivos, canapeses, vinos con gaseosa y sin gaseosa, y otros atiborres a cuenta de la cosa pública ó privada. Todo ello influye negativamente en el riego de los folículos pilosos de la cabeza de don Villanova y se le secan como las neuronas: al mismo ritmo y con el mismo fin. Porque una vez muertosno se reproducen mas, ni los folículos ni las neuronas.
Las dos fotografías nos muestran en realidad la cara y la cruz de un problemón de la repera. Las miserias capilares de un alcalde camino de convertirse en un segundo Salvador Herrera. Don Villanova se echa hacia adelante los pelillos del flequillo, pero ¡a quién quiere engañar!. Estamos al tanto de su íntimo secreto ya, que este pueblo es muy pequeño y nos conocemos todos. Ya lo dijo Izquierda Unida: a Joaquín se le va a caer el pelo por el asunto de los vales de la Feria y el tema de los trabajadores y como si fueran pitonisos, aquí tenemos la prueba de que el proceso capilar está en marcha. Los procesos judiciales van lentos y sus finales son impredecibles, pero lo que es el pelo, caérsele sí se le está cayendo.
Hemos metido en el ordenador un programa informático, pirateado naturalmente, en el que introduciendo la cabeza de una persona en el estado actual, y tecleando en el ordenata los parámetros que te solicita de su vida personal, profesional, política, de posible estrés, sus actos, sus viajes, sus berrinches, e incluso las promesas incumplidas y otros avatares de tipo judicial y electoral… y nos ha salido la cabeza de Joaquín dentro de unos años. La tienen en la foto adjunta. Eso sí, han salido dos fotos diferenciadas. En ambas la cabeza futurible estaba repelada del todo, como una bolilla de billar. Pero el fondo era diferente: en una de ellas había líneas paralelas negras de arriba a abajo detrás de él, como si fueran los barrotes de la… ventana de su casa. La hemos desechado, naturalmente y hemos escogido el otro resultado: una bolilla de billar, dicho con todo cariño, monda y lironda.
A Joaquín le pasa como a otros muchos de nosotros: que el pelo se le está… “como deslizando” hacia abajo. Amén.

Publicado por a las 1:16 am