El PP de Benalmádena le saca los colores al PP de Alhaurín de la Torre

Fue a principios del año 2010 cuando los dirigentes nacionales del PP catalogaban a Rodríguez Zapatero y a Felipe González con el epíteto de “Presidentes del paro”. Hoy, a nivel local, es la Secretaria General del Partido Popular de la vecina localidad de Benalmádena la que ha presentado, de la mano de Ángel González (Secretario General de Nuevas Generaciones), la campaña “PSOE es paro”.

Y lo hace, la política conservadora, después de haber celebrado un pleno extraordinario en la Corporación Municipal para debatir sobre la situación del paro en el municipio, enarbolando las gestiones llevadas a cabo desde el Consistorio local encaminadas a luchar, cual paladina (digo yo que habrá que decirlo así, no sea que Bibiana se nos enfade) rediviva, contra el desempleo en su localidad del alma. Inmaculada (ojalá que Dios nos la guarde así durante muchos años) ha manifestado, textualmente, que “la gestión por la creación de empleo que lleva a cabo el PP al frente del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Benalmádena está evidenciando la capacidad de gestión de este partido frente del PSOE, pues en un año, la cifra de parados en Benalmádena ha aumentado en 433 personas, a diferencia de los dos años del Gobierno socialista cuando ésta aumentó en casi 3.000 desempleados”. Entre las medidas puestas en funcionamiento por el gobierno local de Benalmádena Inmaculada ha destacado la decidida apuesta por el empleo público, así como estar “ofreciendo a las empresas que generen empleo importantes bajadas de impuestos y tasas (nosotros no subimos el IVA, sino que bajamos el IBI, el agua, la basura industrial, acomodamos los plazos, etc.); generando las condiciones óptimas en el municipio para que los empresarios apuesten por Benalmádena; creando confianza en los inversores; y facilitando los trámites administrativos a los ciudadanos”.

No sé si estas medidas serán suficientes para producir una inflexión en la caída del empleo de Benalmádena, pero lo que sí que está claro es que ahí cerca los dirigentes municipales tienen claro que ELLOS SÍ QUE PUEDEN HACER ALGO PARA LUCHAR CONTRA EL DESEMPLEO, A NIVEL LOCAL.

Cuando hace unos meses dimos a conocer la situación del desempleo en nuestra localidad de Alhaurín de la Torre, indicando que el paro había pasado de 919 desempleados en el año 2003 a 4.538 parados en 2010 (marzo), habiéndose destruido en el periodo de regencia de Joaquín Villanova 3.619 puestos de trabajo, a una media de 1 puesto de trabajo cada 16 horas, algunos cobistas, palmeros baratos, agraciados por el régimen, se lanzaron enseguida a manifestar que la culpa de todo este galimatías era únicamente del Gobierno central; ¡ah!, y de los empresarios (dibujados, por aquel entonces, como una especie de chupasangres mondongueros de la clase trabajadora), y que el Ayuntamiento local poco o nada podía hacer para paliar esta sangría. Estos ineptos, que sólo ven las pajas (y me refiero a la broza, a la hojarasca) en el ojo ajeno, sin llegar a descubrir la viga que habita en el suyo, se han encontrado con que una colega de partido les está sacando los colores por incompetentes y por indolentes. Indolentes porque un alcalde que cobra más que un ministro del Gobierno (los ministros cobrarán a partir de la nueva reforma 68.900 € y D. Joaquín Villanova andará por los 70.000 eurakos del ala) debería de estar partiéndose ese lugar en donde la espalda pierde su honroso nombre, por ayudar a las miles de familias desempleadas de Alhaurín; e ineptos por su incapacidad manifiesta de tomar ni una sola medida contra el desempleo local. Y ya van muchos años sin hacer nada eficiente en materia de creación de empleo local.

Los vecinos benalmadenses del PP se han remangado, se han puesto manos a la obra y han iniciado (desde hace tiempo) una guerra local contra el paro. Al menos lo están intentando. Mientras tanto, aquí en Alhaurín de la Torre, las barrigas agradecidas se dedican a ensalzar las excelencias del régimen, a realizar cientos de brindis al sol, en un intento de seguir generando cortinas de humo que distraigan el fétido olor de las cañerías.

Sus compañeros de Benalmádena son el ejemplo real de que desde la Administración local SÍ SE PUEDE HACER ALGO para luchar contra el desempleo. Conmuévanse y hagan algo por ayudar a esas 4.455 familias alhaurinas que a fecha de junio de 2010 (según el último dato facilitado por el Servicio Andaluz de Empleo) siguen atrapados en las mazmorras del desempleo. Y si no saben dejen que otros, al menos, lo intenten.
José Sarria

Publicado por a las 6:39 am