El auto judicial que desenmascara
las mentiras del alcalde de Alhaurín

Me envían el auto del Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Málaga que acuerda adoptar la medida cautelar solicitada por algunos comuneros de El Lagar y que deja en suspensión cautelar el punto segundo del orden del día de la reunión de la Junta general de propietarios de 27 de Mayo de 2008.Es decir, deja en suspenso todas las actividades encaminadas a realizar la recepción por parte del ayuntamiento de la Urbanización El Lagar.
Delante mía, estando yo presente en su despacho con otros siete comuneros, el alcalde, con esa vehemencia que un día le llevará a un fatal infarto de miocardio en el mejor de los casos, aseguró que con que hubiera un sólo papel en contra de la recepción, devolvía la urbanización. Otra de sus mentiras y de las gordas. A estas alturas no se da por enterado del Auto judicial y como botón de muestra están las amenazas de Aqualauro, que sigue con sus visitas reforzadas por policías locales motorizados (no sabemos si además va la concejala de aguas camuflada como otras veces) más que nada para acojonar al personal, aunque ellos sean unos mandados. Joaquín Villanova tiene la nariz muy larga y la palabra muy corta. Su palabra le dura lo que tardas en salir de su despacho. El mismo despacho donde te acaba de dar la mano como si de un antiguo tratante de caballos se tratare, en aquella época en que darse la mano era como ir al notario. Con Villanova darle la mano es echarse la otra a la cartera, porque sabes que tarde ó temprano te la va a sirlar sin que te des cuenta. O dándotela, que es peor.
Aquí dejo el auto y que cada cual saque sus conclusiones. Tiempo habrá de comentarlo.
Publicado por a las 10:12 pm