Y Dios y sus “obisparras” vascos
mirando hacia otro lado…
¡Qué asco!
Descansen en Paz los caídos por todos nosotros y por nuestra Democracia


Publicado por a las 11:43 pm