Manolo Porcel y su inconfesable adolescencia rodeada de peligros…

Alguien nos ha hecho llegar dos documentos “jurásicos” de incalculable valor histórico por la importancia de su protagonista, Manolo Porcel, la edad que tenía en las fotos, 16 añitos mal contados, y los personajes de los que se rodeó y que se aprecian en la foto.

En la primera instantánea, Manolo Porcel posa en el fotomatón con su carita aniñada. A algún lector no le gusta su imagen actual, que dice parecerse a Einstein sin bigote, así que ponemos otra más joven. Parece ser que para hacérsela tuvo que subir el asiento rotatorio hasta que se salió la rosca y se dio un tozolón, hecho que no ha podido ser contrastado y solicito sea tomado como simple cotilleo. Nada más.

En la otra instantánea, el mismo Porcelito se ocupa con ganas de llenarse el estómago en una época en que no era fácil hacerlo, sobre todo “de gratis”. A su lado, nada más y nada menos que el alcalde de Córdoba, el Director General de Universidades Laborales, el Rector de la Universidad de Córdoba y ¡¡¡pásmense!!!, nada más y nada menos que el Ministro de Trabajo franquista Licinio de la Fuente. Tal vez en ese momento pensara que algún día podría pertenecer en algún sitio a un partido independiente. Y creo que lo sigue pensando, aunque la foto es una curiosidad histórica y Manolo parece que nunca tuvo, ni tiene en la actualidad, ambiciones políticas confesables. Anque deja claro que sigue pensando. Como a los 16 añitos….

Publicado por a las 8:04 pm