La expulsión del ayuntamiento fuera de El Lagar,
“vista para sentencia”

El pasado lunes 20 de julio se celebró el juicio en el que se solicitaba como medidas cautelares que se paralice cualquier actuación referente a la recepción por parte del ayuntamiento de la Urbanización El Lagar. El juicio era más bien raro, raro, raro y no me extraña que no se hayan dado hasta hoy datos sobre el mismo a pesar de mis llamadas a las personas que participaron en él. Se había impuesto la “Ley del Silencio” ó “Silencio Radio” como le llaman ellos. Se supone que el denunciante era un comunero de El lagar, Juan José Moreno, que se presentó allí con abogado y procurador que se sentaron a un lado de su Señoría, una jueza joven que no llegaba a la treintena. En otro lado de su Señoría se sentó el abogado y procurador del proclamado actual presidente de El Lagar, Miguel Domínguez. Pero no estaban solos allí. También llegó, acompañado de abogado y procurador, el anterior presidente de El Lagar José Domínguez Sanchez… ¡Y se lió la pajarraca!. Aquello fué de auténtica película de “aterriza como puedas” a juzgar por los comentarios que he podido arrancar a los allí presentes:

Comenzada la vista a última hora de la mañana y mientras el abogado y el procurador del ex-presidente dudaban de ponerse la toga ó no, la señora jueza preguntó que quién era el presidente de la comunidad denunciado, a lo que José Dominguez (ex-presidente) gritó al parecer con vehemencia : “¡El presidente soy yo, Señoría!”. Pero si este era el presidente, qué hacían sus abogados sin toga y en los bancos de los visitantes?. ¿Y los abogados con toga sentados a su vera… de quien eran?. Algo no cuadraba allí. Fué entonces cuando el proclamado presidente de El Lagar el pasado 5 de Junio, Miguel Domínguez, se dirigió a la jueza y le dijo suavemente según me indican: “Perdone su Señoría, pero el presidente soy yo”. Imagínense a la jueza perdiendo los papeles ante tal duplicidad. Inquieta, volvió a repetir la pregunta un tanto mosqueda: “¿Quién es el presidente?”, obteniendo casi idénticas respuestas. Fue entonces cuando el abogado de Miguel Domínguez (nuevo presidente) se acercó a la mesa de la jueza haciéndole llegar el acta de la última Junta Extraordinaria de 5 de junio de 2005 en la que se votó a Miguel Domínguez como nuevo presidente de la comunidad. Tras leer detenidamente el documento, la jueza pareció tener más claro quién era el presidente: el salido de la votación del 5 de junio, Miguel Domínguez.

Pero el ex-presidente José Domínguez (tienen el mismo apellido pues son familia) se acercó al estrado con ánimo de aclarar a la jueza sus pretensiones: “Es que yo estoy denunciado” llegó a decir el ex-presidente, pero la jueza tenía pocas ganas de marcha y con cajas destempladas le preguntó: “¿Cómo se llama usted?”. El ex-presidente se lo dijo y la jueza le advirtió: “Usted aquí no pinta nada, así que ó se sienta usted ó se marcha, haga el favor”. Y el ex se sentó en la bancada visitante acompañado de su abogado y procurador que no llegaron ni a ponerse la toga. Así me lo han contado y así lo cuento, si hubiere variaciones se las haría llegar.

¿Qué había ocurrido?. En principio y sin que hubiera ni siquiera sentencia alguna, la jueza había legitimado la actual Junta de Gobierno con su presidente Miguel Domínguez al frente, dejando fuera al ex-presidente y lo que le rodeaba, el ayuntamiento, Aqualauro… primera batalla legal ganada por goleada.

Después del incidente sobre la duplicidad de cargos y Juntas, el abogado de Miguel Domínguez explicó a la jueza la situación de la Urbanización, las pretensiones del ayuntamiento y sus posibles ilegalidades, la entrega presuntamente fraudulenta de bienes de la comunidad sin la preceptiva UNANIMIDAD tal y como contempla la Ley de Propiedad Horizontal, el cambio de contadores presuntamente ilegal por parte de Aqualauro cobrando además por ello, el precio del agua, el paso a través de una urbanización privada de los camiones y servicios además de los que viven en la mal llamada “cuarta Fase” en realidad “Urbanización FRA”…

Poco duró la exposición pues el abogado de la comunidad “SE ALLANÓ” y la jueza debió tenerlo muy claro enseguida porque no hizo pregunta alguna al denunciante Juan José Moreno, diciendo la frase típicamente peliculera de “¡Visto para sentencia!”. Y la sentencia debía versar sobre las medidas cautelares que implicarían que el ayuntamiento debería paralizar de inmediato cualquier acción relativa a la supuesta recepción, dejando todas las posesiones de la comunidad a la nueva Junta de Gobierno, retornando a ella la piscina, los pozos de agua, los viales, las parcelas, las zonas verdes… ¡¡¡La Biblia en verso!!!.

Mi impresión personal, compartida con alguno de mis allegados con los que he intercambiado ideas, es que la nueva Junta, con Miguel Domínguez a la cabeza, no son conscientes todavía, ó sí, del golazo que le han metido al ayuntamiento y al propio alcalde Villanova con la jugada maestra, si se llegare a confirmar en sentencia firme como es previsible, que les ha salido como si la hubieran preparado desde el principio. La jugada es retorcida, muy retorcida, pero intentaré plasmarla lo mejor posible: la denuncia y las medidas cautelares se ponen contra la Junta de Gobierno, que cuando se presentó la denuncia era, en principio, la anterior presidida por José Domínguez. Pero mientras se resolvían dichas medidas cautelares y llegaba el juicio del 20 de julio, lograron hacer una reunión extraordinaria con más del 25% de los votos de los comuneros el 5 de Junio, en la que salió elegida una nueva Junta y un nuevo presidente Miguel Domínguez. Es decir, que ahora tenían que su denuncia era CONTRA SÍ MISMOS. Así que el lunes, el denunciante iba con un abogado y el denunciado, a pesar de ser del mismo bando, con otro también el mismo bando. A preguntas de la jueza, la Comunidad de propietarios de El Lagar aceptó, faltaría más, las medidas cautelares solicitadas por uno de su comuneros que implican, si acaban en sentencia firme, la salida del ayuntamiento de la urbanización con todo lo que esto conlleva… Como dirían muchos… “¡Muy fuerte!”. Gol directo por la escuadra.

Tan fuerte, que si hay algún fallo en esta crónica “de alcance” será achacable al “Silencio Radio” de los integrantes de la nueva Junta. Lo que parece claro es que la otra parte en litigio, el ayuntamiento, no se va a quedar tan tranquilo por mucho que su alcalde jurase y perjurase que si se presentaba un sólo papel devolvería la urbanización. Mentira cochina y hoy mismo, ¿casualidad?, alguien, supuestamente Aqualauro, LE HA QUITADO EL CONTADOR DE AGUA DE SU PROPIEDAD AL PRESIDENTE MIGUEL DOMÍNGUEZ, pero no le puesto otro nuevo, dejándole sin agua a él y a su familia. Como dirían muchos… ¡Más fuerte todavía!.

¿Conoce la concejala de aguas, Carmen Doblas estos trejemanejes de Aqualauro?. Debería. ¿Por qué han “robado” el contador del presidente pero no le han puesto otro como al resto de los vecinos?. Miguel ha estudiado esta tarde la posibilidad de una denuncia ante la Guardia Civil ó ante el Juzgado de Guardia de Málaga. Finalmente ha ido al Juzgado de guardia, perom el juez le ha mandado por la vía ordinaria. Va a estar sin agua la intemerata, según parece. ¿Ha comenzado la guerra psicológica?. ¿Hasta dónde va a llegar el alcalde por no dar a dar su brazo a torcer?. ¿No estaremos ante intereses más gordos que la cabezonería de Villanova?.

No sé si se habrán hecho un lío, queridos lectores, porque la verdad es que cuesta comprenderlo. El fallo de la jueza debía ser rápido: un par de días más ó menos al haber unanimidad en las partes. Pero al parecer se ha tomado unos días de “asuntos propios” su Señoría y hasta el martes ó miércoles que viene no habrá fallo ni por lo tanto cautelares, si las hubiere.

Y para retorcer más aún el tema, la nueva Junta, previendo un fallo rápido y casi seguro a su favor, ha convocado una Junta General extraordinaria para el 29 de Julio en El Segoviano, en la que tomaran “posesión”, ya de verdad, y verán las actuaciones a realizar con la nueva situación. Llegará el fallo antes?. Pues quizás no. Depende de la jueza. Si el miércoles 29 no hay fallo… ¡otro lío de los gordos!.

Las cosa se le complican a Joaquín Villanova y a quienes tomaron decisiones presuntamente ilegales. Lo dije. El “Caso Lagar” no ha hecho más que empezar…

Publicado por a las 8:00 pm