“La participación de los vecinos sería el elemento sobre el que debería bascular el nuevo partido”

Me han solicitado mi opinión sobre la posible creación de un nuevo partido político en Alhaurín con la peculiaridad de ser un partido independiente.
En Andalucía el 3,31% de los Ayuntamientos están gobernados por partidos independientes, con mayor o menor fortuna, la creación de un partido independiente, genera una expectación muy interesante por la novedad que representa, esta rodeada de un cierto romanticismo, ya que la mayoría de sus componentes acostumbran a ser vecinos muy cercanos a nosotros, que como todos, ellos también censuran, el gobierno de turno.
El problema cuando se crea un grupo de estas características que conforman un poliedro de ideas, es el conjuntar las mismas, en demasiadas ocasiones y hay ejemplos a docenas, es el mitigar los egos. En las primeras reuniones todos comparten la misma idea, todos generan una expectativa de triunfo que eleva la moral hasta el infinito, se particularizan las recetas de triunfo.- nosotros cambiaríamos esto, realizaremos aquello y pavimentaremos estas calles, crearemos nuevas zonas verdes, mas jardines y acabaremos con la corrupción que hay en la casa consistorial etc.
Si se tiene la imperiosa necesidad de construir una nueva plataforma política, que de respuesta a la diversidad de problemas que afectan a nuestro pueblo; considero con todo mi respeto que desde un partido independiente con un carácter sensato y reflexivo, con la necesidad de comprometerse a que la participación de los vecinos sería el elemento sobre el que bascule el partido independiente, tendría que dar a entender de una forma rotunda el estar impulsado por personas con corrientes de aire nuevo una nueva forma de entender la política dar un giro de 180º.
Esta claro que los intereses políticos de los partidos con siglas tradicionales lideran las propuestas ¿Cómo competirá, con las grandes maquinarias que tienen los partidos tradicionales? Creo que la viabilidad de un partido independiente deberá ser un proyecto sin siglas ya que no excluirá a nadie, un partido sin etiquetas porque el “tuttifruti” es lo que se tercia y porque se necesitara esa variedad.
En cualquier partido hay que cribar al máximo la personalidad de sus componentes, creo que un partido independiente aun ha de hacerlo más, para qué no se integren personas que quieran hacer política desde la sombra intentando establecer prioridades a su antojo provecho y conveniencia, vendiendo sus intereses particulares, como intereses generales. Los partidos tradicionales no están exentos de estos personajes, pero se minimizan dentro del número.
Desde un futuro partido independiente debería mostrar un programa con los claros compromisos y las nítidas obligaciones a las que se someterían, tendrán que intentar solventar la cada vez mayor influencia del sector empresarial, especialmente la de aquellas empresas que su única preocupación, es saber sacar el mayor provecho económico, a través de las personas que ostentan el poder, deben comprometerse a anteponer los derechos de los vecinos.
He aquí cuando uno elige la opción que más le interesa para desarrollar sus ideas, y si a esto se le suma la posibilidad de aportar su granito de arena para cambiar las cosas en el ámbito nacional y autonómico, porque también importa por lo que nos toca de lleno y mas en estos tiempos, pues bienvenido sea. En el ámbito local, las ideologías ocupan un porcentaje muy bajo de los presupuestos municipales, principalmente porque la mayor parte de las competencias están en manos del Estado y Autonomía, aunque no las ejerzan como ocurre en Andalucía, endosándoselas a los ayuntamientos como meros gestores del dinero.
Por lo tanto, la creación de un partido independiente puede enriquecer el panorama político.

Angel Doctor. Empresario laurino.

Publicado por a las 8:05 pm