El hombre que no llegó a presidir el Gobierno de España.  Adiós…

DIARIO ABC (pinchar aquí):
“La mayor aportación de Manuel Fraga ha sido la refundación de la derecha española con el Partido Popular. Con aciertos y errores, representó la grandeza de la política ejercida desde la convicción y la talla intelectual.
El presidente fundador del PP, Manuel Fraga, ha fallecido esta noche en su domicilio de Madrid a los 89 años de un fallo cardíaco, según han confirmado a Efe fuentes de su entorno familiar.
Fraga padecía una infección respiratoria importante desde primeros de año a causa de un fuerte catarro y en el momento de su fallecimiento se encontraba rodeado de sus más familiares más cercanos.
Acaso la mayor aportación de Manuel Fraga, una vida dedicada al Estado, haya sido la refundación de la derecha española que ha dado lugar a su mayor éxito histórico: el Partido Popular. El partido español de centro-derecha ha sido la gran obra política de Fraga. Tal vez su gran frustración consistió en ser el hombre que no llegó a presidir el Gobierno de España.
Entre 1977 y 1978, Fraga fue, junto a Gabriel Cisneros, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez-Llorca, Gregorio Peces-Barba, Jordi Solé-Tura yMiqel Roca i Junyent, ponente constitucional. Su trabajo fue fundamental para la consolidación de la transición y la aprobación de la Constitución democrática. Es este uno de los grandes momentos políticos de Fraga y quizá su mayor contribución a la concordia y la reconciliación entre los españoles, al servicio del régimen democrático. No es poco lo que, como gran jurista y notable político, logró en este proceso histórico de aprobación de la Carta Magna. La derecha española emprendía, con él, el camino hacia la democracia. Como acto simbólico, cabe destacar la presentación que hizo Fraga de Santiago Carrillo en el Club Siglo XXI. (SUMARIO: Representa como pocos el valor de esos hombres que acertaron a comprender lo que España necesitaba: superar las viejas heridas del pasado y emprender la senda de la concordia) El abrazo de los dos veteranos políticos era un símbolo de la reconciliación entre las dos Españas, decididas a convertirse en una sola, reconciliada y en paz…”.

Publicado por a las 1:03 am