Villanova reitera que no dejará la Alcaldía y que tiene “capacidad de sobra” para compatibilizarla con su cargo de diputado

  El nuevo parlamentario renunciará a su sueldo de regidor,  como hizo cuando accedió al Senado en 2000. “Estoy acostumbrado a los retos y este es importante”, subraya. “Alhaurín de la Torre tendrá voz en Madrid”
“No dejaré la Alcaldía porque es legalmente compatible con el cargo de diputado y, sobre todo, porque tengo capacidad de sobra para simultanear ambas funciones”. Así de rotundo se ha mostrado el alcalde de Alhaurín de la Torre y  parlamentario electo por la provincia de Málaga, Joaquín Villanova. El regidor ha querido así reiterar su deseo y su compromiso, ya expresado antes y durante la campaña electoral, “de seguir trabajando por mi pueblo sin descanso con una fórmula muy sencilla: dedicando más horas”. Y es que el hecho de estar dos días a la semana en Madrid, en la sede del Congreso de los Diputados, “convierte en perfectamente compatibles las tareas de la Alcaldía, a las que me entregaré por completo los otros cinco días de la semana”, agrega.
El regidor, en una declaración institucional, ha querido dejar claro que, al igual que hizo cuando accedió al Senado de España en marzo de 2000, renunciará a su sueldo como alcalde. “En mi legislatura de senador contribuí a ahorrar 270.000 euros a las arcas municipales en concepto de salario y, en cambio, fui capaz de traer inversiones a Alhaurín de la Torre por valor de 42 millones de euros”, subraya.
Villanova se confiesa “muy acostumbrado” a los retos “y éste es de los más importantes de mi vida política”, asegura. “Resulta muy estimulante que Alhaurín de la Torre vuelva a tener voz en Madrid y me comprometo firmemente a que intentaré desbloquear los proyectos pendientes para nuestro pueblo, como los permisos del Ministerio de Fomento para la Ciudad Aeroportuaria, la Casa Cuartel de la Guardia Civil o un ramal por El Retiro para mejorar los accesos a la nueva Hiperronda”, indica.
El nuevo diputado se muestra muy satisfecho por el “hecho histórico” de tener presencia en las dos Cámaras Legislativas -primero el Senado y ahora el Congreso- y manifiesta su compromiso por “trabajar igual y al mismo ritmo que entre 2000 y 2004; me veo con capacidad de seguir trabajando 14 o 15 horas diarias y a no bajar el pistón”, concluye.

Publicado por a las 9:40 am