La Justicia vuelve a dar la razón al Ayuntamiento y desestima el recurso de IU que afectaba a 43 trabajadores
    El alcalde pide la inmediata dimisión de los concejales de la coalición y felicita a los empleados “porque al fin se acaba una pesadilla de 4 años”. El juez constata que el texto se presentó “fuera de plazo”, de ahí su no admisión. Fin al llamado ‘caso Oposiciones’ o ‘Caso de los 43′.
El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Málaga ha decidido desestimar la demanda presentada en el año 2007 contra las bases y el proceso de oposiciones por los que casi medio centenar de empleados accedieron a la Función Pública como trabajadores municipales. En la sentencia, firmada el 8 de noviembre y dada a conocer hoy mismo, el magistrado declara la inadmisibilidad del recurso formulado por la exconcejala y exportavoz de Izquierda Unida, Mercedes Ávila y por su letrado y marido, Francisco Javier Galán Palmero, contra el acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de 23 de marzo de 2007…por las que se aprobaban las bases generales que habrían de regir la provisión de plazas vacantes en la plantilla de personal funcionario y laboral.
El juez ha considerado probado que la reclamación se había presentado fuera de plazo, como quedó acreditado por las defensas durante el juicio que se celebró el pasado mes de octubre. Además, el titular del Juzgado ha resuelto desestimar el recurso específico contra el nombramiento de cinco funcionarios de carrera, con los que este partido se ensañó especialmente al calificarlos de “enchufados políticos”.
A este respecto, el juez indica textualmente: “[...] la parte actora opone frente al acto administrativo objeto de análisis UNA PANOPLIA DE ARGUMENTOS QUE NO SE REFIEREN, PROPIAMENTE, AL DESARROLLO DEL PROCESO SELECTIVO [...] SIN MOTIVACIÓN ALGUNA AL RESPECTO […] De ello se colige que el recurso no puede prosperar, ya que no se cuestiona que el resultado obtenido […] sea erróneo […] DEBIENDO LIMITARSE EL ANÁLISIS DEL RECURSO A DETERMINAR SI EN LA RESOLUCIÓN DEL RECURSO SE HA RESPETADO EL PROCESO SELECTIVO Y LOS CRITERIOR DE BAREMACIÓN FIJADOS, PRECISAMENTE, EN LAS BASES. CON RESPECTO A ESTA CUESIÓN, NADA SE ALEGÓ POR LA RECURRENTE.”
   Con esta sentencia, se pone fin a una historia de cuatro años en los que las defensas han trabajado para demostrar la limpieza de proceso de selección de estos 43 empleados municipales. A este respecto, el alcalde, Joaquín Villanova ha señalado que “ha quedado de manifiesto que la parte recurrente tenía una obsesión directa contra mi persona y contra este institución, sin importarle en absoluto el haber torturado durante todo este tiempo a tantas familias de Alhaurín de la Torre”.
La sentencia, de once folios, ha sido emitida tan solo 20 días después de la celebración de la vista, tras varios aplazamientos durante los últimos dos años, y resalta especialmente la imparcialidad que se debe otorgar a los tribunales calificadores que participaron en los procesos selectivos, algo en lo que la parte recurrente se cebó con calificaciones de “enchufismo” y “fraude de ley” que no fueron probadas en ningún momento durante el juicio.
  El alcalde, Joaquín Villanova, ha exigido la inmediata dimisión de los concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Brénea Chaves y Jorge Sánchez, por su “cobardía extrema”, al no haber sido capaces de retirar el recurso en su momento, a pesar de haberlo prometido ante los representantes sindicales en 2010. Y es que la recurrente inicial, Mercedes Ávila, esposa del letrado Galán Palmero, inició el recurso en nombre de la coalición, si bien presentó su dimisión en febrero de 2010. “Engañaron a 43 familias y engañaron a todo el pueblo de Alhaurín de la Torre. No pueden estar un minuto más como concejales”, subraya.
Villanova destaca igualmente la “animadversión manifiesta” que le profesan tanto los exresponsables municipales de IU como el propio abogado y la asamblea local de Izquierda Unida, a los que también acusa de “haber contribuido a esta tropelía de querer quitarme de en medio a base de denuncias, sin importarles el futuro de los empleados públicos”.
Villanova ha felicitado a los trabajadores ya sus representantes sindicales “porque al fin se acaba este martirio y esta angustia por la incertidumbre de poder perder el puesto de trabajo” y, sobre todo, a los letrados defensores por su “excelente labor”, que ha permitido desmontar en el juicio las “mentiras, calumnias e insidias” de este grupo de personas vinculadas a Izquierda Unida, sin olvidar a la otra exconcejala, Encarna Ruiz.
“Ha quedado claro que esta Institución ha realizado un proceso legal, limpio y modélico de acceso a la Función Pública, que no puede quedar manchado por la obsesión compulsiva de unos pocos”, termina.
Las secciones sindicales UGT y CSI-CSIF, mayoritarias en el Ayuntamiento y que también llevaron a cabo la defensa colegiada de los empleados afectados durante el juicio, han mostrado su felicidad por el final de este largo proceso y han recalcado que “todo lo que veníamos defendiendo desde hace cuatro años era cierto”. Han criticado con dureza a los anteriores y actuales concejales de Izquierda Unida por “manipular, engañar e intentar utilizar a los trabajadores como ariete en su lucha política contra el equipo de gobierno, intentando además ensuciar la imagen de la institución, de los empleados y de los sindicatos, a los que nos han propinado frases inaceptables”.

Publicado por a las 6:41 pm