Europa Press: “Desestiman el recurso de IU contra las oposiciones en el Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre
   MÁLAGA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Málaga ha desestimado uno de los recursos presentados por IU contra el proceso de oposiciones a empleado municipal, desarrollado en el Ayuntamiento de la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre y ha inadmitido otra de las demandas interpuestas por dicha formación con respecto a esa selección.
IU presentó en primer lugar un recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo de la junta de gobierno local de 23 de marzo de 2007…(sigue)

  en la que se aprobaron las bases generales para la provisión de plazas vacantes en la plantilla de personal funcionario y laboral de acuerdo con la oferta de empleo público de 2007 de dicho Consistorio, afectando a 43 empleados.
Así, se instaba a que se anulara dicho acuerdo y se consideraba que no se respetaban los principios de igualdad, mérito y capacidad en el proceso, al alegar que las bases habían sido “redactadas de forma que determinadas personas elegidas de antemano por la corporación ocupen las mismas”, cuestionando, igualmente, el tipo de proceso elegido.
Al respecto, según la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press, el juez entiende que el recurso presentado frente a las bases es “extemporáneo”, por haberse presentado “excedido del plazo de dos meses desde la notificación de las mismas”. Por esto, inadmite la demanda, “debiendo entenderse tal acto administrativo como firme y consentido, por no haber recurrido en plazo”.
En lo que respecta al segundo recurso presentado por IU, iba contra el acuerdo de la junta de gobierno local de 26 de octubre de 2007, en el que se nombraba funcionarios de carrera y contrataba, entre otros, a cinco personas, alegando la formación que se infringía el principio de igualdad por elegirse un sistema de selección “restringido”.
Al respecto, el juez señala en la resolución que la formación presenta contra el acto administrativo “una panoplia de argumentos que no se refieren propiamente al desarrollo del proceso selectivo, sino que cuestiona todo el proceso por estar diseñadas sus bases a que determinadas personas previamente seleccionadas accedieran a las plazas convocadas”, añadiendo que “sin motivación”.
En este punto, precisa la sentencia que lo que la recurrente cuestiona “no es el resultado de las calificaciones obtenidas por los aspirantes o la baremación anómala de determinados méritos o pruebas” ni tampoco que el resultado obtenido por las personas finalmente seleccionada sea erróneo conforme a las bases aprobadas, “sino las propias bases”.
    El juez reitera que “las citadas bases son la Ley del Concurso” y que “una vez firmes”, lo que se produce con esta resolución, ya que se ha inadmitido el recurso anterior, “vinculan ya no sólo a los participantes en el proceso, sino incluso a la propia administración y al tribunal calificador, sin que tampoco puedan ser ya atacadas de forma indirecta en el recurso”.
Por esto, “no puede revocarse el acto administrativo con fundamento a ciertos argumentos que debieron desplegarse –como en su momento la parte hizo pero de forma extemporánea– frente a las bases de la convocatoria”, indicando que sobre la baremación “nada se alegó al menos con la debida precisión” y en la vista “tampoco” se refirió a concretos errores en las puntuaciones. Por tanto, se desestima el recurso.
Las secciones sindicales de UGT y CSI-CSIF, mayoritarias en el Ayuntamiento y que también llevaron a cabo la defensa colegiada de los empleados afectados durante el juicio, han recalcado que “todo lo que veníamos defendiendo desde hace cuatro años era cierto” y han criticado en un comunicado a los anteriores y actuales ediles de IU “por manipular, engañar e intentar utilizar a los trabajadores como ariete en su lucha política contra el equipo de gobierno”.
EL ALCALDE
   Respecto a la sentencia, el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha señalado que “ha quedado de manifiesto que la parte recurrente tenía una obsesión directa contra mi persona y contra este institución, sin importarle en absoluto el haber torturado durante todo este tiempo a tantas familias de Alhaurín de la Torre”.
Ha exigido la inmediata dimisión de los concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, Brénea Chaves y Jorge Sánchez, por “su cobardía extrema, al no haber sido capaces de retirar el recurso en su momento, a pesar de haberlo prometido ante los representantes sindicales en 2010″, recordando que la recurrente inicial fue Mercedes Ávila, aunque “presentó su dimisión en febrero de 2010″.
Engañaron a 43 familias y engañaron a todo el pueblo. No pueden estar un minuto más como concejales”, ha subrayado el alcalde, quien ha insistido en “la animadversión manifiesta” que le profesan “tanto los exresponsables municipales de IU como el propio abogado y la asamblea local de Izquierda Unida”, a los que ha acusado de “haber contribuido a esta tropelía de querer quitarme de en medio a base de denuncias, sin importarles el futuro de los empleados públicos”.
Villanova ha felicitado a los trabajadores ya sus representantes sindicales “porque al fin se acaba este martirio y esta angustia por la incertidumbre de poder perder el puesto de trabajo”. “Ha quedado claro que esta institución ha realizado un proceso legal, limpio y modélico de acceso a la función pública, que no puede quedar manchado por la obsesión compulsiva de unos pocos”, ha concluido.
Al margen de la vía contencioso-administrativa, por este proceso de selección existe una causa en un juzgado de Instrucción de la capital. Al respecto, Villanova ha señalado a Europa Press que espera que ocurra en la vía penal lo mismo que en la contenciosa “y nos dé la razón”, al indicar que en ese juzgado “se demostrará también que todo el proceso fue limpio y legal”.

Publicado por a las 1:35 pm